lunes, 9 de abril de 2018

EN UN 40% HEMOS DISMINUIDO LA TAZA DE HOMICIDIO EN SANTAFE, ASEGURA ALCALDE LOCAL.



Para nadie es un secreto que el tema de seguridad es un verdadero dolor de cabeza en la localidad de Santafé, que no cede a pesar de las medidas tomadas por la autoridad distrital.

Según el alcalde Gustavo Niño Furnieles la respuesta también puede estar en la manera de cómo se mide la tasa de hurto y homicidio por cada 100 mil habitantes dado que esta localidad cuenta con una de las poblaciones residentes más baja de todo Bogotá.

Pero existe otro tema especial que está directamente relacionados con Transmilenio y sus estaciones que impactan de manera significativa el centro de la ciudad ya que por este medio de transporte se movilizan estudiantes, turistas y fuerza trabajadora que impactan en más de un millón quinientas mil personas diariamente en este sector de la ciudad.

Existe otro elemento que bien vale la pena analizar cómo son las facilidades de las aplicaciones móviles que han permitido visibilizar más y mejor esta problemática ya que se encuentran permanentemente a la mano de cualquier persona.

En esta localidad de Santafé existen actualmente 480 efectivos que a tres turnos trabajan en unión con otros frentes de seguridad de manera permanente de los corredores universitarios, turísticos, empresariales y entidades estatales, número de efectivos que no alcanzan a cubrir de manera efectiva la necesidades que se generan en esta localidad de la ciudad.

Para hacerle frente a este problema vale la pena recordar que el  alcalde Enrique Peñalosa logro reforzar el pie de fuerza con 500 policías adicionales los cuales se sumaron a los veinte mil policías que cubren a Bogotá número porcentualmente menor comparado con otras ciudades intermedias como, Villavicencio o Bucaramanga.

A todo esto se suma la dificultad que existe con los procesos de judicialización que permite dejar al ladrón nuevamente a las calles, incluso antes que el trámite administrativo termine con el agravante de que este ladrón o atracador sale a seguir delinquiendo, por eso se tiene prevista la instalación de 1.500 cámaras de seguridad para hacer más efectiva la acción de la policía.

Para hacerle frente a este problema, que parece no tener fin, ni solución, las tres localidades, Mártires, Candelaria y Santafé tienen incorporado un plan común integral de seguridad, convivencia y justicia que configuran un nuevo panorama para afrontar el delito.

Por el momento las cifras demuestran que en la localidad de Santafé, la atención de puntos críticos como el Barrio San Bernardo entre otras ollas de prostitución y expendio de drogas ha permitido disminuir la tasa de homicidios en un 40% con respecto a los años anteriores.